TELAM a través de los años!!!

La Agencia de Noticias Télam fue creada el 15 de abril de 1945 por el entonces presidente Juan Domingo Perón. En sus inicios, se la denominó “Telenoticiosa Americana” y su objetivo era contrarrestar la hegemonía informativa de las agencias extranjeras United Press International (UPI) y Associated Press (AP), ambas con sede en Estados Unidos1.

A lo largo de sus 79 años de existencia, Télam ha enfrentado diversas embestidas por parte de los sucesivos gobiernos. Aquí te presento un resumen de algunos momentos clave:

  1. Revolución Libertadora (1955): A diez años de su creación, este golpe de estado impulsado por Eduardo Lonardi y Pedro Eugenio Aramburu puso en riesgo la continuidad de Télam. La empresa, de capitales mixtos, quedó bajo la órbita de la Fuerza Aérea, y varios periodistas importantes tuvieron que exiliarse. A pesar de estos ataques, Télam continuó funcionando, aunque con un número reducido de corresponsales.
  2. Privatización durante el Gobierno de Arturo Frondizi (1958): Bajo la administración de Arturo Frondizi, de la UCR, Télam fue convertida en “Télam Sociedad Anónima, Periodística, Radiofónica, Cinematográfica, Comercial, Inmobiliaria y Financiera”. Esta fue la primera embestida privatizadora contra la agencia.
  3. Clausura en 1953: Durante el breve mandato de José María Guido, tras otro golpe militar, Télam fue clausurada en 1953 por supuestamente “difundir informaciones falsas y tendenciosas que, por su naturaleza y alcance, atentan contra el orden público y la tranquilidad de la población” 1.
  4. Gobiernos democráticos: En democracia, tanto el gobierno de Carlos Menem como el de Mauricio Macri buscaron cerrar Télam, aunque sin éxito. Macri intentó implementar un feroz plan de ajuste, pero encontró resistencia en la Justicia.
  5. Javier Milei y el cierre actual: El actual gobierno de Javier Milei ha avanzado sobre Télam, vallando la redacción y dispensando a los trabajadores de sus actividades. A pesar de los desafíos, Télam sigue siendo un testimonio clave de la historia reciente de Argentina, con sus cables y fotografías desempeñando un papel fundamental en el periodismo del país 1.

En resumen, Télam ha enfrentado desafíos y cambios a lo largo de su historia, pero su relevancia como agencia de noticias persiste a pesar de las dificultades.

El cierre anunciado de TELAM, agencia nacional de noticias.

El cierre de Télam, la agencia de noticias de Argentina, fue anunciado por el presidente Javier Milei el pasado viernes 1 de marzo de 2024, en su discurso ante la Asamblea Legislativa. El mandatario argumentó que la agencia había sido utilizada como una «agencia de propaganda kirchnerista» y que su gestión iba a «cerrar la agencia Télam» en la misma línea que el INADI, que también fue eliminado por su gobierno.

La decisión generó una fuerte reacción de los trabajadores de Télam, que convocaron a un abrazo simbólico a la sede de la agencia en Bolívar 531, este lunes a las 12.30. Sin embargo, durante la noche del domingo, la policía porteña valló los dos edificios de Télam en la Ciudad de Buenos Aires, impidiendo el acceso al personal y al público . Además, la web de la agencia fue deshabilitada y mostraba un error con el escudo nacional y la frase: «Página en reconstrucción» .

El cierre de Télam no solo afecta a los más de 500 trabajadores que pueden quedar sin trabajo, sino también al derecho a la información de los ciudadanos y al pluralismo informativo. Télam era la única agencia pública de noticias del país, fundada en 1945, y tenía una amplia cobertura nacional e internacional, con corresponsales en distintas partes del mundo. Su función era brindar información veraz, objetiva y plural a los medios de comunicación, organismos públicos y privados y al público en general.

El tipo de periodismo que realizaba Télam era informativo, con un enfoque social y cultural, que buscaba reflejar la realidad del país y del mundo desde una perspectiva amplia y diversa. La agencia producía noticias, reportajes, entrevistas, análisis, fotografías, videos y audios sobre temas políticos, económicos, sociales, culturales, deportivos, científicos y educativos. Además, tenía una sección especializada en derechos humanos y memoria.

El cierre de Télam tendrá un impacto negativo en el ámbito informativo nacional e internacional, ya que se perderá una fuente de información pública, independiente y de calidad, que contribuía al debate democrático y a la formación de opinión pública. Asimismo, se afectará la libertad de expresión y el derecho a la comunicación de los trabajadores de la agencia, que ven vulnerados sus derechos laborales y profesionales. Por último, se debilitará el rol del Estado como garante del acceso a la información y del fomento a la diversidad y el pluralismo mediático.

Y que dice la Oposición a todo esto!!

La oposición al gobierno de Milei expresó su repudio al cierre de Télam y lo calificó como un ataque a la libertad de expresión y a la democracia. Diversos partidos políticos, organizaciones sindicales, medios periodísticos y sociales manifestaron su solidaridad con los trabajadores de la agencia y reclamaron la continuidad del servicio público de noticias. Además, señalaron que para cerrar Télam se debe sancionar una ley y no bastan las decisiones unilaterales del Ejecutivo .

El sindicato de prensa también se pronunció contra el cierre de Télam y lo consideró como una medida «arbitraria» e «ilegítima». El Sindicato de Trabajadores de Prensa (Sitrapren) afirmó que «Télam es vital en el fortalecimiento de la soberanía informativa» y que «su cierre sería un ataque a todo el sistema de medios». El Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba) se sumó al rechazo y ratificó su «compromiso en la defensa de los trabajadores y del rol social» que cumple la agencia .

Los trabajadores de Télam anunciaron que tomarán medidas para resistir el cierre de la agencia y defender sus puestos de trabajo. Entre las acciones previstas se encuentran movilizaciones, asambleas permanentes, presentaciones judiciales y campañas mediáticas. Los trabajadores también solicitaron el apoyo de la sociedad civil, de los medios de comunicación y de los organismos internacionales de derechos humanos para frenar el avasallamiento del gobierno de Milei.